• Cómo tocar sin miedo: parte 2

    Toni Morrison: “What difference do it make if the thing you scared of is real or not?”

    Así que quieres aprender a tocar sin miedo. No te culpo. Tienes razón. Tocar con miedo no es divertido. Por eso voy a compartir contigo un método que nunca me ha fallado. Quizás te parezca un poco extremo, pero aquí va: Cuando tengas un concierto o grabación importante imagina por un momento que sabes con certeza que vas a morir al otro día y que esta es la última vez que podrás tocar. ¿Qué elegirías en ese caso? ¿Le darías importancia a la opinión que tuvieran otros sobre tu performance o te lo gozarías al máximo?

    ¿Sabes qué? Ninguno de nosotros conoce cuánto tiempo de vida le queda o en qué momento le toca morir. Esto quiere decir que cada uno de nuestros conciertos podría ser el último literalmente. Es así de real y así de simple. Mi propuesta es que te hagas consciente de esta realidad. Te aseguro que esta acción puede ser la clave para que te liberes de una vez y por todas de ese terrible miedo que no te deja ser tu mejor tú ni expresar lo que llevas dentro. Irónicamente pensar en la muerte puede ser un método de liberación. Inténtalo a ver qué tal te va. Ah, y si por si acaso mis palabras no son suficientes aquí comparto las de Steve Jobs:

    “Remembering that I’ll be dead soon is the most important tool I’ve ever encountered to help me make the big choices in life. Almost everything–all external expectations, all pride, all fear of embarrassment or failure–these things just fall away in the face of death, leaving only what is truly important. Remembering that you are going to die is the best way I know to avoid the trap of thinking you have something to lose. You are already naked. There is no reason not to follow your heart. No one wants to die. Even people who want to go to heaven don’t want to die to get there. And yet, death is the destination we all share. No one has ever escaped it, and that is how it should be, because death is very likely the single best invention of life. It’s life’s change agent. It clears out the old to make way for the new.”

    “Your time is limited, don’t waste it living someone else’s life. Don’t be trapped by dogma, which is living the result of other people’s thinking. Don’t let the noise of other opinions drown your own inner voice. And most important, have the courage to follow your heart and intuition, they somehow already know what you truly want to become.”

    © Copyright 2016 Brenda Hopkins Miranda Todos los derechos reservados

    icon-suscribete

3 Comments to "Cómo tocar sin miedo: parte 2"

  • Geryonel says:

    January 30, 2017 at 3:11 PM - Reply

    Muy bueno como siempre!!! Yo puedo logicamente hablar por mi experiencia y honestamente un 80% que he tocado profesional o como se le quiera llamar toco con miedo al no fallar. Eso me aguanta totalmente y no me deja fluir. Cuando empecé en esto de la musica tocaba sin miedo y sin reglas, pero con el tiempo queriahacer algun detalle o fill en el bajo dentro de la cancion y el director miraba hacia atras como diciendo no hagas eso o eso no va ahi o cosas como esas. Creo que estoy tocando para complacer el gusto del Director en vez de disfrutar el momento y eso es lo que me hace tocar con miedo. Asi que voy a intentarlo a ver que pasa. Y que Dios nos de miles de años para tocar sin miedo. Gracias Brenda!!!

  • Luciano Quiñones says:

    February 8, 2017 at 12:59 PM - Reply

    Muy cierto y muy de acuerdo. Puedo referir mi experiencia personal: desde hace más de 20 años venía postponiendo la grabación de mis danzas premiadas. En gran medida no lo hacía por mi obsesión con el “perfeccionismo”. Mi esposa falleció sin ver realizado ese sueño por el que tanto me insistía. Ya no soy “tan” joven (de hecho, no soy “NADA” joven, pero me siento muy bien y gracias a la longevidad de mi familia casi me creía eterno). Hace poco más de dos años fui diagnosticado con cáncer de próstata. Por no ser un cáncer tan maligno el diagnóstico me impactó muy poco. Lo que realmente me estremeció fue una prueba posterior que fue diagnosticada como posible metástasis. Ahí fue que realmente me di cuenta de que mi vida podría terminar en los próximos dos años, como mucho. Me visualicé en mi lecho de muerte pensando en de qué me arrepentiría, o que me faltaría por hacer. He tenido una vida muy plena y me siento muy realizado, pero sentía que debía dejar plasmada mi obra como yo la concibo, y sería muy lamentable partir sin hacerlo. Afortunadamente, pruebas posteriores descartaron ese diagnóstico, pero el impacto quedó ahí, y fue lo que me motivó a realizar la publicación de mis danzas. Ya hice los tres volúmenes impresos y terminé el primer CD. Estoy ya terminando el segundo y comenzaré con el tercero de inmediato. Como bien dices, nadie sabe cuándo va a morir, por lo que no debemos dejar para luego las cosas que deseamos lograr o dejar hechas.

    1. Brenda Hopkins Music says:

      February 10, 2017 at 6:44 PM - Reply

      Hola Luciano! Gracias por participar de la conversación y por compartir tu historia tan real y poderosa. Llegar a comprender la fragilidad y el gran valor de la vida es una de las experiencias más trascendentales ya que le provee intensidad y profundidad a cada cosa que hacemos, pensamos, decimos y sentimos. Qué alegría saber que el diagnóstico terminó siendo uno positivo para ti y que estuviste receptivo a esa invitación a “despertar”. Gracias a ello ahora el mundo cuenta con esas hermosas y valiosas publicaciones. Cuando tenemos la fortuna de que la inspiración nos regale tanta belleza, nos toca a nosotros asegurarnos de compartirla con el mundo. Estaremos pendientes de esos próximos CDs. Un abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *