• El Que no oye consejo no llega a

    “Adapt what is useful, reject what is useless, and add what is specifically your own.” ~ Bruce Lee

    Dicen por ahí que “el que no oye consejos no llega a viejo.” Yo digo: “El que oye consejos de la persona equivocada no llega a viejo haciendo lo que más le apasiona.” Lo digo porque conozco personas que perdieron su camino por hacerle caso a los consejos de alguien que, o no sabe de lo que está hablando o no tiene buenas intenciones. Oír consejos de la persona equivocada puede salir caro.

    En mi opinión, la sabiduría más valiosa suele ser producto de la experiencia. Por ello, la mejor persona para aconsejarte es la que hizo o está haciendo lo mismo que quieres hacer. Si tu meta es grabar discos y hacer conciertos de tu propia música busca consejos de alguien que lo haya hecho. Si tu meta es irte a Nueva York a tocar jazz busca consejos de alguien que lo haya hecho. Si tu meta es tocar con cantantes famosos busca consejos de alguien que lo haya hecho. Si tu meta es dar clases en una universidad busca consejos de alguien que lo haya hecho. Etc. Etc. Etc.

    Es importante que sepas que algunas de las personas que admiras lamentablemente te van a ver como competencia porque para ellos el arte es una competencia. No todos van a tener la generosidad de compartir lo que han aprendido. Y peor aún, habrá quien trate de engañarte diciéndote que hagas lo que no te conviene. ¡Cuidado!

    En el camino te vas a encontrar con distintos tipos de consejeros:

    1. El que te quiere y tiene buenas intenciones, pero no sabe de lo que está hablando.
    2. El que te quiere tanto que solo dice lo que piensa que quieres oír.
    3. El que te quiere tanto que solo dice lo negativo para “protegerte”.
    4. El que tiene buenas intenciones, sabe de lo que está hablando y lo comparte.
    5. El que piensa que sabe, lo dice y aunque quizás tenga buenas intenciones no sabe de lo que está hablando.
    6. El que dice lo contrario de lo que sabe para confundir o desviar a otros.
    7. El que sencillamente no quiere decir lo que sabe.

    Es obvio que el mejor consejero es el tipo #4. Es lo que se conoce como un guía o mentor. Una buena noticia es que no necesitas muchos de esos. Con uno o dos debe ser más que suficiente. Otra buena noticia es que no necesariamente tienes que conocer a tu mentor en persona. Tu mentor puede vivir en otro país. Incluso puede que haya muerto.

    Algunas de las mejores “conversaciones” que he tenido y los mejores consejos que he recibido han llegado a través de libros, revistas y vídeos. Siempre he tenido curiosidad por conocer lo que está en la mente y el corazón de los artistas que admiro. Soy fanática de los programas de entrevistas, podcasts, Ted, libros, revistas, etc. Esas “conversaciones” me ayudan a confirmar que voy por buen camino. Además, es un alivio descubrir que una persona que admiro ha sentido o pensado lo mismo que yo y que no estoy tan loca jajaja.

    El mundo está lleno de personas que hablan sin saber y propagan mitos, estereotipos y clichés sin tomarse el tiempo de cuestionarlos o comprobarlos. Algunos lo hacen, por ejemplo, para justificar el hecho de que no se atrevieron a intentarlo. Hace algún tiempo recibí el típico y bien intencionado consejo de que tomara la música como un hobby y estudiara una profesión seria con la advertencia de que si no lo hacía me iba a “morir de hambre”. Si no me equivoco, sigo viva y me alimento bastante bien.

    En conclusión, si quieres llegar a viejo haciendo lo que más te apasiona, procura cerciorarte de que tu consejero sabe de lo que está hablando y tiene buenas intenciones. Tu futuro depende de ello. Los consejos son como el polvo, los encuentras en cualquier esquina. Que yo sepa nunca ha habido una crisis por escasez de consejos. Pero como dice Julie Shea: “Free advice is not always worth the price.”

    © Copyright 2016 Brenda Hopkins Miranda Todos los derechos reservados

    icon-suscribete

2 Comments to "El Que no oye consejo no llega a"

  • art gonzalez says:

    February 21, 2017 at 3:34 PM - Reply

    escoje tu biografia!!!!!!!

    que inmesna realidad ;solo agraegar que sigue hija por la goma!!!!!

    fascinantes y evocadore, evocativo y provocativos tu temas!!!!
    solo agregar me acordaste un articulo que hablaba de eso
    que hacer cuando buscamos direccion -el modelado – es la llave !!!!!!!!
    busca biografias de eso que admiras y mira que hicieron para lograr en sus vidas
    eso que querian lograr y que lograron a pesar de mil trooiezos realizarlas

    esos apenas son tus ,drawing board, eso fue lo que ellos hicieron ;que te mueve a ti luego de leer esa biografia de lincoln , de kennedy

    cual es el camino , tu lo escojes porque debes ser honesto con tu corazon cuando de vocacion se trata
    asi no sea de esos viejos que se pasan la vida lamentandose que ellos pudieron haber sido!!!!
    asi que deja tu vida escrita tu biografia y mejor que nunca vie cada momento de tu vida como el penultimo
    y me pueden robar esa!!!!!

    nada peor que una vida sin vocacion!!!!!!!@

  • Santiago Ramos Collado says:

    February 22, 2017 at 5:08 PM - Reply

    A veces, hasta la propia madre resulta el peor consejero. Cuentan que, en cierta ocasión, Atahualpa Yupanqui fue a visitar a su madre, ya muy ancianita. Ella le dijo algo así como: “Bueno, mijo, ¿no le parece que ya es tiempo de que suelte la guitarrita ésa y se busque un trabajo?” Todo el planeta entero sabía quién era Yupanqui. Toda la humanidad, menos su propia madre.

    Los maestros maestros pueden grandes consejeros. Puedo nombrar, en mi caso, a Juan Sorroche, Richard Falco, Roger Martínez, Irma Isern, Francis Schwartz, Félix Febo, Miguel Acevedo. Hay otra gente, sin embargo, que tiene la necesidad de sabotear todo lo que uno haga o quiera hacer. Muchas veces, lamentablemente, son parte de la familia inmediata, parientes, amistades, maestros, etcétera. Lo importante es saber discernir, lo más pronto posible, quiénes son apoyo y quiénes son estorbo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *